5 LECCIONES DE FE EN LA HISTORIA DE GEDEON EN LA BIBLIA

PREDICACIÓN SOBRE GEDEÓN

historia-de-gedeon-alcornoque

Muchas son las veces que hemos oído predicaciones acerca de la historia de Gedeón y quizá la mayoría de esas veces, los sermones estaban orientados a resaltar el valor de los 300 hombres con los que fue capaz de enfrentarse a un ejército incontable. También hemos utilizado y representado la historia de Gedeón para niños como fuente de inspiración a la toma de acciones de obediencia a Dios e inculcar en los niños la obediencia como parte fundamental de nuestra experiencia cristiana genuina. No obstante, en esta ocasión nos centraremos en analizar ciertos detalles sucedidos de forma previa a el llamado de Gedeón. Datos que la mayoría de ocasiones hemos pasado por alto y que son de vital importancia para entender el relato completo y la posterior elección de Gedeón como juez de Israel.

QUIÉN FUE GEDEÓN EN LA BIBLIA

Al estudiar el libro de Jueces nos encontramos con la historia bíblica de Gedeón quien fue juez de Israel. Sin embargo antes de su llamado no era más que un campesino de la tribu de Manasés, Hijo de Joás, de la familia de Abiezer. Vivía en Ofra, Valle de Jezreel, donde se encontraba el manantial de Harod. Estos datos son los primeros datos que podemos obtener de la historia de Gedeón en la Biblia.

SIGNIFICADO DE GEDEÓN

Lo primero antes de estudiar el contexto y sacar las lecciones del la historia de Gedeón es conocer qué significa Gedeón. Así podemos saber que Gedeón es un nombre hebreo de varón que significa “Guerrero poderoso”, “Cortante” o “Destructor” ya que fue él quién después de un llamamiento hecho por Dios, destruyó al ejército madianita.

También se le asignó el nombre Jerobaal dado que él cortó la imagen de asera y destruyó el altar de Baal.

EL LLAMAMIENTO DE GEDEÓN

En el libro de Jueces el capítulo 6 y el versículo 14 encontramos el llamado de Gedeón por parte de Dios:

Y mirándole Jehová, le dijo: Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo?

Pero si retrocedemos nuestra lectura a partir del versículo 1 encontraremos las siguientes lecciones bíblicas para ser un héroe de la fe.

LECCIONES DE LA HISTORIA DE GEDEÓN

LECCIÓN 1.- SOMOS LIBRES DE ELEGIR PERO SOMOS RESPONSABLES ÚNICOS DE NUESTRAS ELECCIONES

Dios nos creó perfectos y esa perfección implica libertad y con ella la capacidad de elegir pero también la responsabilidad de hacer frente a las consecuencias de nuestras elecciones:

  • Si leemos los capítulos anteriores del libro de Jueces podemos ver que el pueblo de Israel, haciendo uso de esa libertad, vivía en un constante ir y venir. Se alejaba de Dios, sufría las consecuencias de ello y cuando estaban en oprobio, se volvían a Dios y a pesar de ello, Dios siempre estaba dispuesto a volver a empezar.
  • Esa situación refleja claramente nuestra condición actual ya que vivimos continuamente alejándonos de Dios y nos volvemos a Él únicamente cuando las cosas empiezan a ir mal y estamos envueltos en las consecuencias de nuestras malas decisiones.

LECCIÓN 2.- LA DESOBEDIENCIA NOS LLEVA A LÍMITES INSOSPECHADOS

Cuando somos cegados por el pecado no somos capaces de ver el peligro, pero tampoco de ver que Dios tiene más poder que nuestros problemas y hacemos cosas que nunca lo habríamos imaginado como en los siguientes incidentes bíblicos:

  • El pueblo de Israel que recibió de Dios una tierra que fluía leche y miel, tuvo que mudarse a vivir en cuevas y cavernas para poder estar a salvo de los madianitas.
  • Adán y Eva después de desobedecer, se hicieron ropas ridículas de hojas de higuera para vestirse con ellas. Si no se hubieran alejado de Dios, jamás habrían pensado siquiera en llegar a esa situación.
  • Saúl decidió desobedecer a Dios y terminó recurriendo al espiritismo, en su lucha por querer escuchar la voz de a Dios. Es poco inteligente intentar encontrar a Dios a través de ritos satánicos como la brujería, el espiritismo, la santería y la invocación a los muertos.

LECCIÓN 3.- LEJOS DE DIOS NADA PODEMOS HACER

Cuando nos alejamos de Dios, nada de lo que hagamos será prosperado, aún cuando tengamos la impresión de que así es, no durará por mucho tiempo:

  • Israel se moría de hambre y de rabia a la vez, no porque no tuviera trabajo sino porque no podía comer de su trabajo, porque después de haber trabajado, venían los madianitas y les quitaban todo.
    Si por mucho que luchamos y trabajamos no logramos salir de la crisis financiera, familiar, espiritual, es altamente probable que estemos en desobediencia y rebeldía y que hayamos olvidado nuestro compromiso con Dios.

LECCIÓN 4.- EL ARREPENTIMIENTO NOS DEVUELVE LA CAPACIDAD DE ESCUCHAR LA VOZ DE DIOS

Si la desobediencia nos impide escuchar la voz de Dios a través del Espíritu Santo, el arrepentimiento nos devuelve esa capacidad ya que es el camino de vuelta a los brazos del creador:

  • Cuando Israel se arrepiente y clama, entonces Dios manda un profeta a hablar al pueblo y aunque el pueblo lo oye, Dios les recuerda que tiene todo el poder para cambiar la situación, pero no les dice cómo lo va a hacer, es más, ni siquiera les dice que lo va a hacer. Así termina el versículo 10.
    Cuando estoy en crisis por mi culpa porque he tomado decisiones por mi cuenta sin consultar a Dios, le oro y al hacerlo empiezo a recordar sus bendiciones pasadas y sus promesas. Eso es escuchar la voz de Dios pero no quiere decir que ya por ello los problemas se solucionan o desaparecen.
    Porque lo primero que tienes que hacer es recordar lo que Dios hizo por ti, y empezar a confiar en que tiene el poder para sacarte de la situación en la que estás. Luego tienes que dar pasos de fe:

LECCIÓN 5.- DIOS EMPIEZA A TRABAJAR EN LA SOLUCIÓN AUNQUE TÚ NO TE DES CUENTA

Cuando hemos seguido el camino de vuelta a los pies de Dios, lo cual implica reconocimiento de nuestra situación pecaminosa, dolor por las cosas malas que hemos hecho, el deseo de no volverlas a hacer, la confesión y un nuevo comienzo, Dios empieza a obrar según lo que Él sabe que es lo mejor para nuestra vida, aunque nosotros a simple vista no veamos ningún cambio ni mejora.

  • Después de hablar a Israel y recordarles lo que había hecho por ellos en el pasado, empieza a trabajar en la solución. Sin decirles como ni cuando lo iba a hacer, ni tan siquiera que lo iba a hacer, pone en marcha la solución a través de Gedeón presentándose solo a él y encomendándole que sea el encargado de llevar a cabo sus planes.

FRENTE A FRENTE CON NUESTRA PROPIA ACTITUD

  1. El Alcornoque tiene una corteza (el corcho) que le provee de aislamiento y protección frente a ataques externos. Gedeón lo conocía porque era labrador. Representa la protección y el aislamiento que nos provee Dios frente a las dificultades.
    Dios intenta mostrarnos a través de las cosas de nuestro entorno lo mucho que valemos para él. Si al alcornoque le ha provisto de características especiales que lo protejan de los peligros, ¿cuánto más no lo hará por sus hijos?.
  2. “Jehová está contigo” es la declaración del ángel y está en singular y presente, pero Gedeón quiere entender en plural y pasado. Responde: “si Jehová está con nosotros ¿por qué nos ha sobrevenido esto?”. Es una reclamación directa a Dios intentando hacerle responsable de nuestra situación. Es como cuando nosotros le decimos a Dios:
    • ¿Dónde están los milagros que me contó mi madre, dónde están los milagros que nos cuenta el pastor en los sermones?
    • Nos hablaron de un mar que se abrió en dos pero yo ya no puedo con el carácter de mi hijo.
    • Nos hablaron de agua de la roca pero a mí me desahuciaron de mi casa.
    • Nos contaron de 7 plagas a nuestros opresores pero hay gente que se ríe de mí y me humillan.
    • Nos hablaron de maná, pero a mí a veces no me llega el sueldo a fin de mes.
    • Si Dios está con nosotros por qué nos ha sobrevenido esto.
    • Si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.
    • Si eres hijo de Dios, desciende de la cruz.
    • Si eres hijo de Dios, di a estas piedras que se conviertan en pan.
  3. Ve con esta tu fortaleza significa con esta que no tienes. El Señor le dice ve con esta tu fortaleza pero no se refiere a que es muy fuerte. No le está diciendo eres muy fuerte por eso estas capacitado para ir. Le dice ve con esta tu fortaleza porque sabe que no la tiene. Es decir así como estás debilitado, escondido, amedrentado, acobardado, abandonado, insultado, humillado, despedido, fracasado, así como estás ve y salvarás a Israel de su enemigo: ¿no te envío yo?, es decir ¿entiendes con quién estás hablando?; el dueño del universo y sus confines.

CONCLUSIÓN

La respuesta que usualmente le damos a Dios es la más clara representación de falta de fe:

No soy nadie, no tengo nada, ni recursos, ni capacidad, no se hablar.

Dios no le quiere subir el ego a Gedeón, le dice “porque irás con mi fortaleza”, es decir, es cierto que no eres nadie, es cierto que no tienes nada, pero es eso precisamente lo que necesito, que reconozcas que no eres nada para que la gloria sea para mi. Vé porque yo seré contigo.

La historia de Gedeón es la patética historia de nuestra vida:

  • En lugar de recibir las bendiciones que nos quiere dar, le reclamamos por las que no nos dio.
  • En lugar de mirar su poder, miramos nuestras debilidades.
  • En lugar de creer y obedecer, dudamos y le pedimos pruebas.

Pero a pesar de todo ello Dios siempre se encuentra llamando a la puerta de nuestro corazón y la promesa que nos hace y que debe ser nuestra fortaleza en los momentos de debilidad se encuentra en 2 crónicas 7:14

Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra (los haré prosperar de nuevo)

La historia de Gedeón en la Biblia y su llamamiento nos muestra que no importa nuestra condición pecaminosa ni tampoco nuestra condición social. Dios está dispuesto a hacer grandes maravillas si le permitimos que su poder sea mostrado a través de nuestra fe y nuestra obediencia.

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *